VARICES

Las varices son un problema que afecta tanto a hombres como mujeres. Normalmente, suelen concentrarse en las piernas. Habitualmente se limitan a ser un problema estético, pero que causa en muchas personas complejos que afloran sobre todo al llegar el buen tiempo. Descartando que sea un problema médico grave, las varices se pueden tratar en consulta cuando son varicosidades pequeñas y medianas. Existen dos tipos de tratamiento para este tipo de lesión: se puede realizar con láser ó bien con esclerosis, según el tipo de variz.


El tratamiento con esclerosis consiste en unas pequeñas infiltraciones en cada una de las venas con una substancia esclerosante; con dicha substancia conseguiremos ir secando la vena, de forma que poco a poco, irá siendo cada vez menos visible. Para este tratamiento serán necesarias realizar varias sesiones. Es aconsejable que tras cada sesión se utilicen unas medias de compresión, y también se debe evitar la exposicón solar entre 2 y 4 semanas, por ello aconsejamos realizar el tratamiento fuera de la época estival.

Con el láser, que se suele aplicar cuando la variz es de color azulón, se realizarán también varias sesiones, y lo que conseguiremos es ir secando la vena. En este caso, el láser va a aplicar una fuente muy alta de calor coagulando el flujo que pasa por esa vena y que la hace tan visible. También utilizaremos el tratamiento láser para las rosáceas y la cuperosis.

Top