DEFORMIDAD CONGÉNITA DE MAMAS

MAMA TUBEROSA: Es una mama que nace en forma de tubo, con una areola grande y abombada, además de poder existir importante asimetría en ambas mamas. En estos casos la cirugía se basará sobre todo en corregir las deformidades y cambiar la forma de la mama.

TÓRAX EN QUILLA: Se denomina así cuando el tórax está salido hacia fuera. Antes de resolver esta deformidad con cirugía traumática a nivel costal, se puede resolver con un aumento mamario bien planteado y poder así disimular dicha deformidad.

PÉCTUM EXCAVÁTUM: Se denomina así cuando el tórax está hundido. También podemos plantear un aumento de mamas para disimular la deformidad y conseguir eliminar el complejo.

ASIMETRÍAS En nuestro cuerpo puede haber ligeras asimetrías que no son candidatas a solucionar. Pero cuando se dan grandes asimetrías (faciales o corporales), es conveniente recurrir a la cirugía, puesto que si no, conlleva a una insatisfacción personal y a la posible creación de complejos por parte de la persona afectada. Como ejemplos: una chica joven con una mama muy grande y otra pequeña, un niño con una oreja abierta y otra no, hemitrofias faciales... La más frecuente es la asimetría mamaria, tener las mamas con una diferencia de volúmenes muy evidente.

Top