CIRUGÍA DE CARA Y CUELLO: RITIDECTOMÍA O LIFTING

Las consecuencias del envejecimiento facial, por el paso del tiempo, la exposición prolongada a los rayos solares , el stress , se hacen muy palpables en cara y cuello produciendo un aumento de las arrugas y descolgamiento facial, todos este proceso puede solucionarse mediante un lifting.

El lifting es un procedimiento destinado a elevar y tensar la piel facial con el objetivo de reducir los pliegues y arrugas, trata sobre todo la piel del cuello, la barbilla, mejillas y las regiones perioculares dando un aire de juventud y frescura en la piel

Existen diferentes técnicas quirúrgicas para este tratamiento, se emplea una u otra dependiendo de la valoración del cirujano con respecto al grado de envejecimiento de la zona facial a tratar y las expectativas de la paciente

Tras un estudio preoperatorio completo se concreta el tipo de cirugía ( lifting cervical, temporal, vertical, completo); en cada caso la colocación y el número de incisiones no son visibles , van por detrás de la oreja (retroauricular) y por dentro del cuero cabelludo; se trata básicamente de tensar las capas musculares, la piel y eliminar el tejido sobrante.. Se realiza con anestesia local y sedación normalmente o con general si lo requiere el procedimiento

Por lo que respecta al postoperatorio no es doloroso , el vendaje se retira a las 24-48h colocando unos soportes elásticos durante una semana. Puede producir inflamación y morados que desaparecen a los pocos días

Esta es otra de las cirugías que son “sencillas” pero muy agradecidas.

Top