LIPOESCULTURA CORPORAL

La lipoescultura es una técnica quirúrgica que sirve para esculpir y modelar la figura. Esta cirugía consiste en extraer la grasa a través de pequeñas incisiones en la piel, aproximadamente de unos 3 mm, y mediante una cánula aspirativa ir quitando los depósitos de grasa. La lipoaspiración puede ser realizada en todas las partes del cuerpo desde la cara hasta la piernas y brazos (mentón , mejillas, brazos, espalda, abdomen, caderas, nalgas, muslos pantorrillas y tobillos), además se suele utilizar como complemento de otras cirugías como el lifting cervico-facial o la abdominoplastia.

Debe tenerse en cuenta que esta operación no elimina la celulitis ni la flacidez o exceso de piel sino los depósitos de grasa que no desaparecen ni con la dieta ni con el ejercicio físico.

La intervención suele tener una duración de dos horas, con anestesia epidural o anestesia general; la elección de la anestesia dependerá de las zonas y la cantidad de grasa para aspirar. Las cicatrices son muy pequeñas y en sitios estratégicos que apenas se aprecian.

Durante el primer mes aconsejamos utilizar prendas elásticas de compresión mediana, no realizar ejercicio físico intenso( aerobic, saltos, equitación...) y realizar sesiones de masajes y drenajes linfáticos para descongestionar la zona y disminuir la inflamación.

No se debe tomar el sol mientras duren los morados, que irán desapareciendo progresivamente en dos o tres semanas y se irán visualizando los resultados.

Aconsejamos un seguimiento con ejercicio físico y dieta para mantener los resultados. Si la paciente gana peso, lo hará de manera más homogénea y no sólo en los depósitos de grasa.

Todos los pacientes están muy satisfechos con los resultados de su liposucción, ya que les permite verse más proporcionados, utilizar ropa más variada y sentirse más satisfecho con su cuerpo.

Top